Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en NoticiasWUF

Bruna, su antes y después de un mal criador

El temor a las caricias y el beberse su propia orina es solo una parte de los traumas que esta Bulldog jaló tras ser rescatada de un criadero irresponsable. Hoy vive en un hogar tranquila y feliz, algo que miles de perros explotados no tienen la suerte de gozar

Juan Carlos Ramírez y María José Rubio junto a sus mascotas Lupe, Pug de 3 años 7 meses, y Bruna, cruce de Bulldog de 2 a 3 años, aproximadamente.

Juan Carlos Ramírez y María José Rubio junto a sus mascotas Lupe, Pug de 3 años 7 meses, y Bruna, cruce de Bulldog de 2 a 3 años, aproximadamente.

María José Rubio y Juan Carlos Ramírez estaban preparados para observar conductas en su nueva perrita a las que no estaban acostumbrados, pero lo que vieron desde el primer encuentro los confundió más de lo que pudieron imaginar.

El primer día en que llegó a su nuevo hogar, después de oler varios rincones del departamento de María José y Juan Carlos, Bruna estrenó el piso e inmediatamente después volteó a tomarse su propia pila, algo que un perro sano, bien criado y educado no suele hacer.

Esto les preocupó. Automáticamente se dieron cuenta que tendrían harto trabajo que hacer con esta pequeña cruce de Bulldog, pero lo que vieron a lo largo de los siguientes días les partió el alma.

“Cuando le querías hacer cariño, ella se agachaba asustada; cuando le servíamos la comida, ella se acercaba tímida y temerosa; y si le dabas un juguete para que juegue, solo lo miraba y se iba, no sabía jugar”, recuerda María José.

A esto se sumaron una serie de alergias que debieron tratar con comida especial e inyecciones durante un mes.

Bruna ya lleva 7 meses viviendo como una hija más de María José y Juan Carlos. La adoptaron el 20 de enero.

Bruna ya lleva 7 meses viviendo como una hija más de María José y Juan Carlos. La adoptaron el 20 de enero.

La historia de Bruna se repite con demasiada frecuencia, no solo en el Perú sino en todo el mundo. Ella fue rescatada de un criadero que la explotó para dar crías que, posiblemente, fueron vendidas en alguna tienda de mascotas.

Todo empezó un día que a María José le llamaron la atención las fotos de una Bulldog en Facebook, en una publicación hecha por Yuliana Silvera, muy activa buscando hogares adoptivos para mascotas. Era Bruna y se anunciaba como “Bulldog hembra en adopción responsable”, además se pedía seriedad por las condiciones en las que había vivido hasta ese momento de su vida.

“La chica nos contó que había sido rescatada de un criadero. La esterilizaron y los veterinarios que la atendieron calcularon que había tenido 3 camadas de crías en apenas 2 o 3 años de edad, que es la edad que se le calcula... No sabes cómo le colgaban sus tetitas cuando la conocimos”, comenta María José. “Cuando la abrieron para operarla, encontraron que sus órganos eran una maraña. Además de esterilizarla, tuvieron que reacomodarla por dentro y una de las secuelas es que tiene una leve incontinencia urinaria”.

Esta fue la publicación que conmovió a María José y Juan Carlos.

Esta fue la publicación que conmovió a María José y Juan Carlos.

Mientras lees este artículo, millones de animales destinados a ser vendidos como mascotas, sufren el abuso de criaderos irresponsables cuyo único objetivo es reproducirlos sin cesar para luego cobrar cientos de dólares por sus crías en las tiendas o en la calle, sin garantías de buena salud.

Un reportaje especial de la revista Rolling Stone titulado “La fabrica de perros: al interior del indignante mundo de los criaderos de cachorros”, publicado este año, detalla con escalofriante detalle las espantosas condiciones en las que miles de criadores irresponsables mantienen y reproducen a sus perros.

Que mantienen enjaulados a los perros padre y madre lo que duran sus vidas es solo una parte, a eso se suman Schnauzers, Yorkies, Boston Terriers, Beagles, Malteses, Poodles y otras decenas de populares razas viviendo en inmundicia, enfermedad, inanición, hacinamiento, pulgas, garrapatas y temperaturas extremas.

El redactor Paul Solotaroff, miembro de la ONG Humane Society de los Estados Unidos (HSUS), contagia lo angustiante que fue para él participar del rescate de 105 perros de un criadero en Carolina del Norte, EE.UU. Menciona cómo se encontraron a varios perros adultos -usados para procrear- ciegos por las cataratas, sin dientes, con su pelaje tapado de nudos y heces, cojos por caminar permanentemente sobre rejas y en penumbra. Los llantos y aullidos era lo más desgarrador.

“Cuando compras un perro de una tienda de mascotas, lo más probable es que te estés llevando un cachorro que proviene de este tipo de sufrimiento”, comenta John Goodwin, director de la Campaña de Criaderos para HSUS.

Tags Relacionados:

Wuf

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada